Evan Blass confirma que el Qualcomm Snapdragon 836 no estará disponible este año

Evan Blass comentó en su cuenta de Twitter oficial que sus fuentes afirman que el Snapdraogn 836 debió ser demorado para comienzos del 2018.

Evan Blass confirma que el Qualcomm Snapdragon 836 no estará disponible este año

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


Fue el mismísimo Evan Blass quien comenzó los rumores de un Qualcomm Snapdragon 836 a ser lanzado dentro de los Google Pixel 2 y Google Pixel XL 2 y a la luz los nuevos reportes apuntando en la dirección opuesta, Evan Blass defendió la idoneidad de sus fuentes declarando que sostenía aún sus dichos al respecto del nuevo procesador de Qualcomm.

En el día de hoy, finalizando con la novel que comenzaba a gestarse alrededor de este chip, Evan Blass confirmó que sus fuentes le repotaron que por razones de fuerza mayor el Qualcomm Snapdragon 836 fue demorado, dejando como consecuencia que el Google Pixel 2 y el Google Pixel XL 2 iban a tener que optar por el Snapdragon 835.



Tal y como se había comentado al momento de surgir el rumor de un Snapdragon 836, si se toma como referencia las diferencias existentes entre el Qualcomm Snapdragon 820 y el Snapdragon 821, las diferencias entre el Snapdragon 835 y el Snapdragon 836 serían prácticamente imperceptibles, por lo que no afectaría demasiado esta demora a Google y sus próximos flagships.

Es cierto que el Snapdragon 835 como corazón no tiene la misma frescura e impacto de marketing que promocionar un smartphone con un Snapdragon 836 en su interior, pero de todas formas conseguirá que el Google Pixel 2 y el Google Pixel XL 2 se desempeñen en las ligas de más alto rendimiendo, satisfaciendo con creces las expectativas de sus usuarios siempre y cuando Google entregue un producto apto y capaz de explotar las capacidades del actual mejor procesador de Qualcomm.



Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.