Por fin llegaron, aquí están: el iPhone Xs y el iPhone Xs Max son oficiales

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


Meses de anticipación, casi todo un año de espera para que Apple devele uno de los productos más ansiados de cada año: su nueva generación de teléfonos inteligentes, su nueva generación de iPhones, un producto de excelencia que habla por sí mismo y al que la enorme mayoría de fabricantes del mercado de las telecomunicaciones aspiran. Apple anuncia el iPhone Xs y el iPhone Xs Max y aunque desde su estética, tamaño de pantallas y presentación de colores no tienen mucho para contarnos que no se haya filtrado antes, más específicamente, en las horas antecedieron a su presentación oficial, sí son smartphones singulares desde el punto de vista de sus capacidades.

Tal y como esperábamos, el iPhone Xs y el iPhone Xs serán los únicos en tener una pantalla OLED, mientras que el iPhone Xr aspirará a consumidor@s de menor poder adquisitivo ofrecienco una pantalla LCD. Y aunque los tres modelos ofrecen la experiencia de interactuar con el más nuevo diseño de Apple, introducido en 2017 con el iPhone X, quienes traen las verdaderas novedades al mundo de la telefonía móvil de la compañía de la manzana prohibida son el iPhone Xs y el iPhone Xs Max. Apple anuncia el iPhone Xs y el iPhone Xs Max y, a continuación, detallaremos sus capacidades y especificaciones de hardware.



Es mucho más lo que el iPhone Xs y el iPhone Xs Max tienen en común que lo que tienen de diferente. De hecho, su hardware interior es prácticamente idéntico y sus capacidades son las mismas en todos los aspectos. En rigor, la diferencia entre estos teléfonos es solo una: el tamaño de su pantalla. El material es el mismo y la tecnología detrás de la coloración de estas pantallas y así como su rendimiento con la nueva tecnología Smart HDR es la misma, pero el iPhone Xs se deja ver con una pantalla Super Retina Display OLED de 5,8 pulgadas con resolución de 2436 x 1125 píxeles, es decir, ratio de aspecto 19:5, mientras que el iPhone Xs Max luce la pantalla más grande jamás incluida en un teléfono de Apple: un Super Retina Display OLED de 6,5 pulgadas con resolución de 2688 x 1242 píxeles, es decir, también con ratio de aspecto 19,5:9.

De allí en más es todo coincidencias para los nuevos iPhones de lujo. De hecho, la misma diferencia entre el iPhone Xs y el iPhone Xs Max puede ser hallada entre estos equipos y el más económico iPhone Xr, en adición a la cámara posterior: los modelos Xs tienen la misma cámara dual pero el iPhone Xr tiene una única lente en su contracara.

Render oficial de la cámara posterior dual del iPhone Xs y el iPhone Xs Max.

Ese es un gran punto de partida para describir la genialidad de estos nuevos iPhones: su cámara posterior. El iPhone Xs y el iPhone Xs Max lucen una cámara dorsal de dos lentes, una de ellas es una lente telephoto de 12 megapíxeles con apertura f/2,4 con zoom óptico 2x y sistema de estabilización OIS, y la otra lente es una lente de ancho angular de 12 megapíxeles con apertura f/1,8. Que cada una de las lentes de la cámara dual trasera tenga una apertura diferente permite, en palabras de Apple, el mejor efecto bokeh del mercado.

¿Cómo consigue Apple "el mejor efecto bokeh del mercado"? Haciendo algo que ningún otro smartphone del mercado puede hacer con sus fotografías con efecto portarretrato: permitir elegir el grado de distorsión de los elementos más alejados de la lente *luego* de tomada la fotografía. Una vez se captura la imagen con efecto bokeh, el nuevo procesador A12 Bionic, su unidad de procesamiento de red y la tecnología de inteligencia artificial de punta que el iPhone Xs y el iPhone Xs Max llevan en su interior permiten regular cuánto grado de distorsión queremos aplicar sobre el fondo de la imagen para darle realce a los rostros, figuras humanos u objetos más destacados de la imagen en cuestión. Todo esto no antes de la captura, sino luego de ella.

Además, el iPhone Xs y el iPhone Xs Max tienen una velocidad de obturación con lag cero. Eso quiere decir que la fotografía se produce de inmediato tras presionar el botón de captura. Esta particularidad hace posible la nueva tecnología Smart HDR que consiste en capturar cuatro imágenes instantáneamente y su inteligencia artificial integrada es capaz de reunirlas en un mismo bloque para generar una imagen que "capture el tiempo", algo especialmente útil para imágenes en movimiento.

En adición a esos cuatro fotogramas, con cada fotografía el iPhone Xs y el iPhone Xs Max capturan un fotograma de mínimo contraste en cada intervalo entre cada uno de los anteriormente mencionados cuatro fotogramas, lo que genera un resultado total de ocho fotogramas inmortalizados al instante con un solo pulsado del botón que ahora no solo pueden reunir toda la información para arrojar el momento deseado sin ruido ni desplazamiento de los objetos, sino que estos salen en su mejor instante de iluminación, con el mejor contraste posible. Por último, las cámaras de los iPhone Xs también capturan, cuanto a los demás ocho fotogramas, una novena fotografía que describe el instante de exposición que le tomó a la cámara capturar los anteriores ocho fotogramas. El resultado total es la mejor fotografía posible gracias a Smart HDR.

Render oficial del iPhone Xs en posición apaisada mostrando su definición de imagen.

Toda esta tecnología de imagen es solo posible gracias al A12 Bionic, el nuevo procesador de Apple construido con tecnología de 7nm. Es cierto que Huawei fue la primer compañía en anunciar un procesador de 7nm, pero todo pareciera indicar que el iPhone Xs y el iPhone Xs Max serán los primeros smartphones del mundo en lanzarse al mercado con un procesador de 7nm y mostrarle al mundo de lo que es capaz, en particular, el A12 Bionic.

El A12 Bionic presente en el iPhone Xs y el iPhone Xs Max tiene seis núcleos, dos destinados a las operaciones de alto rendimiento y otros cuatro encargados de optimizar el consumo de la unidad. Además, estos seis núcleos están emparejados con otros cuatro núcleos de la unidad de procesamiento gráfico y otros ocho núcleos de la unidad de procesamiento de red, lo que resulta en una suma total de 6,9 mil millones de transistores para conseguir los resultados de los que es capaz el A12 Bionic.

En comparación, los núcleos de alto rendimiento del A12 Bionic son un 15% más rápidos y un 40% más energéticamente eficientes que los de su directo antecesor, el A11 Bionic. En el caso de la unidad de procesamiento gráfica del A12 Bionic esta tiene un rendimiento 50% superior al de su antecesor, un número escalofriante. Por último, la unidad de procesamiento de red del A12 Bionic es capaz de procesador 5 billones de unidades de información por segundo y tiene la clase de inteligencia, eficiencia y potencia que hace falta para conseguir tecnología de imagen como Smart HDR o la distorsión de las profundidades en tiempo real de la que son capaces el iPhone Xs y el iPhone Xs con su efecto bokeh.

Render oficial del frente del iPhone Xs.

En el frente de los iPhone Xs encontraremos una cámara de 7 megapíxeles con apertura f/2,2 con una enorme cantidad de sensores que la acompañan para conseguir, según Apple, el sistema de reconocimiento facial más seguro del mundo, sin sacrificar por eso velocidad y comodidad. En la polémica muesca frontal del iPhone Xs y el iPhone Xs Max no solo encontraremos una lente, sino también un sensor de proximidad, un iluminador, un sensor de luz ambiental, una cámara infrarroja, un proyector de puntos para la detección facial, un speaker y un micrófono.

Otra particularidad novedosa que el iPhone Xs y el iPhone Xs Max traen al mundo de los teléfonos inteligentes de la compañía de la manzana prohibida es el soporte para tarjetas SIM duales. Mientras que los modelos del iPhone Xs y el iPhone Xs Max que se distribuirán exclusivamente para China con bandejas para dos tarjetas SIM físicas, todos los demás países que recibirán el iPhone Xs y/o el iPhone Xs Max contarán con una bandeja para una tarjeta SIM y con soporte de software para una tarjeta eSIM, que es lo mismo que una tarjeta física pero se registra en el sistema operativo del smartphone vía lectura de un código QR.

Ambos dispositivos, el iPhone Xs y el iPhone Xs Max estarán disponibles desde el 21 de septiembre a US$1000 y US$1100, respectivamente, siempre que se elija la variante estándar de almacenamiento: 64GB. También pueden adquirirse tanto los iPhone Xs y los iPhone Xs Max en variantes de almacenamiento de 256 y 512GB, pero sus precios no fueron aún publicados y los estaremos actualizando durante las próximas horas. Los dos teléfonos se podrán conseguir en colores "Silver" ("Plateado"), "Gold" ("Dorado") y "Space Gray" ("Gris Espacial") y de seguro Apple dejará la puerta abierta para que estos dispositivos se lancen en tradicionales colores negro y blanco en el futuro, cuando sea necesario volver a inflar las ventas de estos smartphones una vez caído el entusiasmo de su lanzamiento.

 

Apple iPhone Xs

El Apple iPhone Xs es el sucesor del iPhone X que debutara el pasado año. Con una pantalla Super Retina OLED de 5.8 pulgadas, el iPhone Xs está potenciado por el nuevo chip A12 Bionic de Apple, con opciones de almacenamiento interno de 64GB, 256GB o 512GB. La cámara del iPhone Xs es dual de 12 MP, con zoom óptico 2X y estabilización de imagen, mientras que al frente cuenta con una cámara de 7 MP para selfies. Con sonido stereo, el iPhone Xs mejora su resistencia al agua con certificación IP68, y soporta carga inalámbrica, Apple Pay y Siri en iOS 12.

  • Comentarios: 0
  • Reviews: 0

Apple iPhone Xs Max

El Apple iPhone Xs Max es el iPhone más grande que se haya lanzado a la fecha, con una pantalla Super Retina OLED de 6.5 pulgadas. Compartiendo el resto de sus características con el iPhone Xs, encontramos un procesador A12 Bionic con 64GB, 256GB o 512GB de almacenamiento, cámara dual de 12 MP con zoom óptico y estabilización óptica de imagen, parlantes stereo, resistencia al agua IP68, desbloqueo por rostro Face ID y corre iOS 12.

  • Comentarios: 0
  • Reviews: 0




Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.