Podría ocurrir que se repitan en otro lado, pero las cámaras del Samsung Galaxy S9/S9+ son algo único

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


Samsung dio por fin cese a la caterva de filtraciones que arruinaron casi por completo la sorpresa de sus próximos smartphones insignia. En la tarde previa a la inauguración de uno de los eventos del mundo de las telecomunicaciones más importantes de cada año desplegaron todo su poderío el Samsung Galaxy S9 y el Samsung Galaxy S9+. Y aunque nadie puede negar la calidad de imagen superlativa que aportan los displays Super AMOLED de Samsung Display, el foco de esos teléfonos está puesto en sus cámaras.

El Coloso Coreano está acostumbrado a ser guía en el sendero de las tendencias de diseño y hardware del negocio que lidera en ventas, pero hasta que alguien más consiga la forma de copiar y mejorar lo propuesto por Samsung, el Samsung Galaxy S9 y el Samsung Galaxy S9+ pueden dar cátedra sobre calidad e innovación en experiencia fotográfica.



Se puede empezar por mencionar la inclusión de tecnología Super Slow-Mo, que consiste en poder capturar videos a una alucinante velocidad de 960fps. Ocurre que aquellas oportunidades en las que la cámara lenta habría sido la diferencia entre un video excelso y uno imperfecto, incapaz de captar la magia, la esencia del momento fueron desaprovechadas por los usuarios; mitad por distracción y muchas veces, también, por la incapacidad de predecir cuándo ocurrirán estas oportunidades. Samsung pensó en esto y la solución al inconveniente es bastante simple: la inteligencia artificial integrada en las cámaras posteriores del Samsung Galaxy S9 y el Samsung Galaxy S9+ detectan movimientos rápidos y, acto seguido, comienzan a capturarlo todo con su ojo de halcón.

Pero, ¿y luego? ¿Qué puede hacerse con un momento mágico desmenuzado en 960fps además de revivirlo siempre que crean los usuarios oportuno? Pues bien, el Galaxy S9 y el Galaxy S9+ pueden hacer uso de pequeños clips en cámara lenta para utilizarlos como fondos de pantalla o como videos a reproducirse ad infinitum en la pantalla protectora. La excepción será el display Always On, pues allí consumiría demasiada energía de forma innecesaria.

Una función que ciertamente no es la cúspide de la creatividad de Samsung pero en la que de todas formas puede verse el esfuerzo por intentar lanzar una novedad atractiva son los emojis de realidad aumentada. Básicamente, las cámaras del Samsung Galaxy S9/S9+ pueden tomar tus expresiones faciales y transformarlas en 18 emojis predeterminados. No, no pueden transformar tu rostro en un emoji personalizado, pero pueden basarse en un avatar personalizado por el/la usuario/a para allí manifestar estas 18 emociones predeterminadas.

A lo largo del 26 de febrero de seguro estaremos entrando en más detalles acerca de las capacidades y virtudes del Samsung Galaxy S9/S9+ pero, seguramente, se resuelva un misterio que podría potencialmente quitarle el sueño a sus futuros compradores: su precio.

Samsung Galaxy S9

Samsung Galaxy S9

El Samsung Galaxy S9 es el nuevo flagship de la serie Galaxy S para el 2018, conservando mucho del diseño del Galaxy S8. El Galaxy S9 cuenta con una pantalla de 5.8 pulgadas a 1440 x 2960 pixels de resolución, procesador Snapdragon 845 o Exynos 9810, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara principal de 12 MP, cámara frontal de 8 MP, batería de 3000 mAh y Android 8.0 Oreo.

  • Comentarios: 9
  • Reviews: 1
Samsung Galaxy S9+

Samsung Galaxy S9+

El Samsung Galaxy S9+ incorpora en esta generación una cámara dual de 12 MP, manteniendo la pantalla de 6.2 pulgadas QHD+ con bordes dual-edge. Potenciado por un procesador Snapdragon 845 o Exynos 9810 dependiendo del mercado, el Galaxy S9+ cuenta con 6GB de RAM y 64GB o 128GB de almacenamiento, batería de 3500 mAh, resistencia al agua IP68, e incluye variedad de sensores como lector de huellas y de iris, lector de ritmo cardíaco, barómetro y correrá Android 8.0 Oreo

  • Comentarios: 12
  • Reviews: 1


Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.