LG ya no tendría su planta principal en Corea del Sur

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


LG Electronics ha invertido fortuna en paneles OLED e incluso ha intentado cerrar acuerdos por años con fabricantes de la talla de Apple. Pero en lo que a sus propios dispositivos móviles respecta, estos se han desempeñado muy por debajo de las expectativas de los analistas e incluso de los propios ejecutivos.

Por esa razón, un nuevo reporte señala que LG dejaría de fabricar smartphones en Corea del Sur. Es decir, su planta principal de manufacturación de teléfonos inteligentes se mudaría de su país natal a Vietnam, un país que sin lugar a dudas permitiría un abaratamiento importante de costos.

Relocalización de la planta de LG

La decisión, aunque esperable, no deja de ser sorprendente. Hace ya varios trimestres consecutivos que el departamento de teléfonos inteligentes de LG reporta pérdidas. Se veía venir una decisión taxativa a corto o mediano plazo pero desde comienzos del 2018.



Esta decisión de mudar la planta principal de Corea del Sur a Vietnam es una declaración de rendición parcial de parte de LG hacia el mercado de teléfonos inteligentes.

Lo que aún no podemos dimensionar es la implicancia de esta decisión pues podría redundar en mayor fabricación de smartphones económicos en reemplazo de su calendario principalmente atestado de flagships. Otra consecuencia podría ser que LG renuncie a ciertas regiones y favorezca aquellas en donde hay menos competencia.

El caso es que LG dejaría de fabricar smartphones en Corea del Sur para mudar su planta a Vietnam en respuesta a un mercado que lo ha desplazado de prácticamente todos los top 5 regionales de smartphones. Especialmente superado por los fabricantes chinos, quizá LG esté buscando copiar la fórmula que desde hace casi cinco años le ha hecho perder popularidad.

Fuente: Reuters



Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.