Essential, la empresa de Andy Rubin, perdió 100 millones de dólares

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


En enero se supo que Andy Rubin se traía un proyecto ambicioso y espectacular entre manos. Se trata de un smartphone cuyo frente consiste únicamente de un display OLED, sin biseles en ninguna de sus aristas. Essential, la empresa encargada de llevar a cabo este lanzamiento, también se prepara para lanzar otros dispositivos tecnológicos de altísimo nivel de competitividad.

Por supuesto que, dada la envergadura de estas proezas, lo que a Essential no puede faltarle en su lanzamiento como empresa a un mercado tan furtivo y descorazonado como el de las telecomunicaciones es inversionistas.



El Wall Street Journal afirma que un trato por más de US$100 millones se iba a llevar a cabo entre Essential y la SoftBank Group Corp. La corporación japonesa cuyo principal negocio es el bancario, dejó caer a último momento, según declara Wall Street Journal, un trato con Essential por ese monto de dinero, además de la promesa de ayudar a Essential a lanzar su producto en el mercado japonés.

El reputado diario además menciona que las razones de este volantazo abrupto responde a intereses contrapuestos de la SoftBank Group Corp., que ya había estado estrechando lazos con la mismísima Apple. Las implicancias de este viraje inciden en la apreciación de la compañía de Andy Rubin que se perderá de ser tasada en mil millones de dólares tras la caída de este trato.

Asimismo, Essential tendrá que sortear a solas las dificultades de inocularse en el mercado japonés. Con Apple siendo una eminencia de smartphones en la mayoría de los mercados del mundo, Essential no podrá contar con un invaluable aliado en su cruzada por destronar a la compañía californiana.

Vía: WSJ



Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.