Vivo demuestra que también se puede innovar en belleza con el Vivo S5

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


La mayoría de fabricantes buscan competir únicamente en hardware cuando se trata de smartphones de mediana gama. Descartan por completo la importancia de cómo luce un midranger y se concentran en qué es capaz de hacer. Y sin sacrificar lo primero, Vivo anuncia el Vivo S5 con un aspecto físico que es digno de celebración.

Cansada de los mismos celulares de mediana gama con apariencia calcada y refritada, smartphones que la propia Vivo ha lanzado en cantidades industriales, Vivo le ha puesto un alto a eso al menos en el sector de la mediana-alta gama. Pues el Vivo S5 podrá ser más apariencia que especificaciones técnicas, pero igualmente tiene lo suyo.

Diseño frontal y dorsal del Vivo S5 color Light Blue.
Vivo S5 con display AMOLED perforado y cámara posterior cuádruple.

Características del Vivo S5

  • Display: AMOLED de 6,44 pulgadas con resolución Full HD+ de ratio de aspecto 20:9 (2400 x 1080 píxeles).
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 712 diseñado con tecnología de proceso de 10nm y emparejado con un procesador gráfico Adreno 616.
  • Memorias: 8GB de memoria RAM LPDDR4X con 128 y 256GB de capacidad de almacenamiento interno.
  • Cámaras: Cámara posterior cuádruple con sensor principal Sony IMX586 de 48MP en una lente de gran angular con apertura f/1,8; sensor de 8MP en una lente de ultra-gran angular con apertura f/2,2; un sensor de 2MP en una cámara macro con apertura f/2,4; y un sensor de profundidades de 5MP en una lente con apertura f/2,4. Cámara anterior con sensor de 32MP en una lente de gran angular con apertura f/2,45.
  • Baterías: 4100mAh no removible y con acceso a tecnología de cargado rápido de 22,5W de potencia.
  • Sistema operativo: Android 9.0 Pie instalado desde fábrica junto a su pertinente skin FuntouchOS versión 9.

Detalles del Vivo S5

Es cierto, sí, lo que más llamará la atención a los usuarios del Vivo S5 es su apariencia. En particular, la de su contracara, pues ningún otro fabricante había intentando distribuir las cuatro lentes de una cámara posterior de esa forma. Ciertamente, Vivo pareciera haber encontrado la clave estética para el Vivo S5.



Su diseño frontal con cámara incrustada en la esquina superior derecha también es ligeramente innovador. O, cuando menos, infrecuente, pues la mayoría de fabricantes de smartphones con cámaras de selfies incrustadas en sus pantallas suelen posicionar la cámara en cuestión en la esquina superior izquierda.

Pero por dentro el Vivo S5 también tiene mucho para ofrecer. Su procesador Qualcomm Snapdragon 712 podrá no ser uno de los tres Snapdragon 700 más potentes, pero la tecnología de proceso de 10nm con la que fue diseñado basta y sobra.

Especialmente siendo que el Snapdragon 712 está, en este caso, emparejado con 8GB de memoria RAM LPDDR4X, almacenamiento de 128 y 256GB y una batería de 4100mAh con acceso a cargado rápido de 22,5W de potencia. Eso quiere decir que el Vivo S5 no reportará problemas de desempeño en lo absoluto.

De hecho, su versión de software es de las pocas cosas criticables en sus especificaciones técnicas. Especialmente porque varios fabricantes de smartphones ya han estado lanzando los primeros midrangers con Android 10 a bordo. Esperemos que Vivo pueda actualizar al Vivo S5 a los pocos días de lanzarse al mercado.

Vivo anuncia el Vivo S5 con un lector de huella dactilares intra-display, acceso a conectividad Bluetooth 5.0 y conectividad Wi-Fi 802.11 ac de 2,4 y 5GHz. Y todo sin renunciar a su puerto de audio estándar de 3,5mm. Y, una vez más, Vivo demuestra que puede ofrecerse un gran dispositivo a precios económicos.

El Vivo S5 con 128GB de almacenamiento tendrá un precio aproximado de US$385 y habrá que pagar aproximadamente US$425 por el modelo con 256GB. Además de eso el Vivo S5 se presenta en tres colores diferentes: negro, azul y celeste.



Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.