Samsung abandona el desarrollo de los núcleos Mongoose para sus procesadores

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


Samsung fabrica y/o diseña una gran parte de los componentes que luego configuran sus productos acabados, sean estos smartphones, tablets o casi cualquier otro tipo de tecnología móvil que produce. Pero uno de esos componentes ya no se fabricará más: Samsung cierra su división de CPUs personalizados, lo que significa el fin de los núcleos Mongoose.

Huawei y Qualcomm también utilizan patentes y diseños de ARM modificados para conseguir ensamblar sus propios chips. El trabajo de Qualcomm sobre ellos es un poco más profundo, el mismo que Samsung aplica para lograr sus Mongoose CPU. Pero la compañía surcoreana ha resuelto que eso no la ayuda a mantenerse competitiva.

¿Cómo afecta a Samsung dejar de producir sus propios núcleos para los chips Exynos?

Desde el Exynos 8890 incluido dentro del Galaxy S7 que Samsung ha estado incluyendo en la arquitectura de cada uno de sus procesadores de la gama premium núcleos personalizados llamados Mongoose. Son modificaciones de los núcleos diseñados por ARM pero el producto final es uno capaz de acatar las demandas específicas de sus propios flagships.



Sin embargo, las últimas pruebas de rendimiento de los Galaxy S y los Galaxy Note han puesto en evidente que el trabajo que Samsung hace sobre los núcleos ARM está lejos de poner a sus principales smartphones en los podios de rendimiento. Siendo eso así y que sus ventas de celulares premium han estado mermando lentamente, Samsung tomó una decisión.

Samsung cierra su división de CPUs personalizados, echando en el proceso a aproximadamente 290 trabajadores en Estados Unidos, y dando por finalizada la historia de los núcleos Mangoose.

Pero, ¿cuáles son los paso a seguir ahora para Samsung y qué podremos esperar de este fabricante sienodo que ya fueron presentados el Exynos 980 y el Exynos 990 con núcleos Mongoose en su configuración?

Pues, en primer lugar, los chips Eyxnos 990 y Exynos 980 continuarán su fabricación sin problemas y podremos esperar su debut a bordo de nuevos dispositivos en los días venideros. Incluso puede que sigamos viéndolos lanzarse a bordo de celulares a lo largo de todo el 2020.

Pero una vez terminada la vigencia de dichas unidades, no sabemos la dirección que tomará Samsung con respecto a sus siguientes Exynos. ¿Utilizará núcleos ARM sin modificar como lo hace en procesadores Exynos de menor jerarquía? ¿O los modificará ligeramente como lo hace Huawei para lograr sus HiSilicon Kirin?

Samsung Galaxy S10

Samsung Galaxy S10

El Samsung Galaxy S10 llega en el 2019 mejorando en varios aspectos al Galaxy S9. El Galaxy S10 tiene una pantalla QHD+ Dynamic AMOLED de 6.1 pulgadas, y está potenciado por el nuevo procesador Exynos 9820 de ocho núcleos o bien un Snapdragon 855, con 8GB de RAM y 128GB o 512GB de almacenamiento. La cámara principal del Galaxy S10 es triple, con un sensor principal de 12 MP con OIS, un telefoto de 12 MP con AF, y un lente ultra-wide de 16 MP. La cámara frontal es de 10 MP. Completando sus características, el Galaxy S10 cuenta con lector de huellas embebido en pantalla, puerto USB-C, parlantes stereo optimizados por AKG, sonido Dolby Atmos, batería de 3400 mAh con carga rápida inalámbrica, carga reversible para funcionar como power bank y Android 9.0 Pie con la interfaz One UI.

  • Comentarios: 15
  • Reviews: 0
Samsung Galaxy S7

Samsung Galaxy S7

El Samsung Galaxy S7 no modifica mucho el diseño del Galaxy S6, pero mejora varios aspectos en sus características. En Galaxy S7 cuenta con una pantalla QHD AMOLED de 5.1 pulgadas, procesador Snapdragon 820 o Exynos octa-core, 4GB de RAM, 32GB o 64GB de almacenamiento interno, cámara de 12 MP con estabilización óptica de imagen, batería de 3000 mAh, resistencia al agua IP68 y agrega ranura microSD.

  • Comentarios: 125
  • Reviews: 3

Fuente: The Statesman



Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.