El Samsung Galaxy Z Flip es el verdadero diseño innovador que esperábamos

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


Todavía nos cuesta trabajo reponernos de la potencia de hardware y la innovación en materia de tecnología de imagen que Samsung ha introducido con el Galaxy S20 Ultra y ya tenemos que prestar atención a la siguiente gran cosa: Samsung anuncia el Samsung Galaxy Z Flip con todo su esplendor flexible.

Algo que parece anticuado como lo es el diseño de un "celular con tapa" es totalmente reinventado gracias a dos componentes clave: el panel AMOLED flexible diseñado por los mejores ingenieros de Samsung y la tecnología Ultra Thin Glass que promete proteger la pantalla del Galaxy Z Flip sin comprometer ni un ápice su flexibilidad.

Características del Samsung Galaxy Z Flip

  • Display: Infinity Flex Dynamic AMOLED de 6,7 pulgadas (totalmente extendido) con resolución de imagen Full HD+ de ratio de aspecto ~22:9 (2636 x 1080 píxeles) y display posterior AMOLED de 1,1 pulgadas con resolución de imagen de 300 x 116 píxeles.
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 855+ diseñado con tecnología de proceso de 7nm y emparejado con un procesador gráfico Adreno 640.
  • Memorias: 8GB de memoria RAM LPDDR4X con 256GB de capacidad de almacenamiento interno.
  • Cámaras: Cámara posterior dual con sensor principal de 12MP en una lente de gran angular con apertura f/1,8, autofocus Super Speed Dual Pixel, estabilización OIS y zoom digital 8x; y un sensor de 12MP en una lente de ultra-gran angular con apertura f/2,2 y campo de visión de 123°. Cámara anterior incrustada en el display con sensor de 10MP en una lente de gran angular con apertura f/2,4.
  • Batería: 3300mAh no removible y con acceso a tecnología de cargado rápido de hasta 15W de potencia.
  • Sistema operativo: Android 10 instalado desde fábrica junto a su respectiva skin Samsung One UI versión 2.0.

Detalles del Samsung Galaxy Z Flip

Fuera de la imponente capacidad de procesamiento y la virtud fílmica y fotográfica del Samsung Galaxy S20 Ultra, el Samsung Galaxy Z Flip es verdaderamente un flagship para admirar por sobre todos los demás diseños hasta ahora lanzados por Samsung.



Incluso podríamos conspirar acerca de por qué fueron tan simples los diseños de los Galaxy S20, pues realmente le permiten al Galaxy Z Flip destacar con creces.

Claro que este nuevo smartphone foldable del fabricante surcoreano se encuentra navegando aguas aún experimentales pues no ha nacido aún el smartphone de características flexibles que supere las más intuitivas pruebas de durabilidad.

Pero si un smartphone logrará superar las barreras que mantienen a los smartphones de pantallas flexibles fuera del reino de los flagships premium ese será el Samsung Galaxy Z Flip. Al menos, de todos los de su estirpe que hemos visto presentados hasta ahora.

Parte de su prometedor éxito se debe a su bisagra. En palabras de su presentadora: la bisagra flexible es exactamente lo que mantiene "unido" al Samsung Galaxy Z Flip. Esta nueva bisagra es totalmente articulara, lo que quiere decir que nuestro Galaxy Z Flip puede detenerse en cualquier posición de flexión: cerrado, abierto, 90°, 45°, lo que prefiramos.

Las diferentes posiciones que puede adoptar el Samsung Galaxy Z Flip tienen su correlato en su interfaz, pues al mantenerlo, por ejemplo, doblado en una posición de 90° la mitad inferior tendrá diferentes posibilidades de comandos de input que se reflejarán en la parte superior como si fuera su repectivo output.

Totalmente desplegado el Samsung Galaxy Z Flip tiene un display Dynamic AMOLED de 6,7 pulgadas. Por fuera, en una de las mitades de su contracara encontramos otro display AMOLED pero de 1,1 pulgadas para exhibir allí información emergente como notificaciones o cotidiana como la hora y el estado del clima.

La potencia del Galaxy Z Flip, al contrario de lo que habían hecho correr los rumores, es cercana a la perfección pues aunque no tiene un Snapdragon 865 tiene el procesador premium de Qualcomm inmediatamente anterior: el Snapdragon 855+. Y lo que es mejor tiene el modelo con módem Snapdragon X50 por lo que es compatible con conectividad 5G.

Eso quiere decir que luego de grabar nuestros videos en calidad 4K con zoom digital 8x podremos inmediatamente después subirlos a nuestra red social o plataforma preferida gracias a dicha conectividad.

Su batería de 3300mAh consigue proveer la autonomía suficiente para casi una jornada completa de uso intensivo. No obstante, su cargado rápido solo soporta una potencia de hasta 15W, por lo que tomará cerca de dos horas completar la carga del Samsung Galaxy Z Flip.

Samsung anuncia el Samsung Galaxy Z Flip en colores "Mirror Black" ("Espejo Negro"), "Mirror Purple" ("Espejo Violeta") y "Mirror Gold" ("Espejo Dorado"). Aunque, en rigor, la variante color Mirror Gold será exclusiva de algunas regiones nada más.

El precio estimado de lanzamiento del Galaxy Z Flip es de US$1380 y estará disponible para su compra desde el 14 de febrero.

No obstante, si queremos adquirir el Samsung Galaxy Z Flip Thom Browne Edition entonces tendremos que pagar algunos cientos de dólares más por su aspecto exclusivo que viene acompañaro de unos Galaxy Buds+ y un Galaxy Watch Active 2 haciendo juego en color y diseño.

Samsung Galaxy Z Flip

Samsung Galaxy Z Flip

El Samsung Galaxy Z Flip es el segundo smartphone plegable de Samsung. Al estar abierto, el Galaxy Z Flip cuenta con una pantalla Full HD+ de 6.7 pulgadas, y al estar cerrado muestra una pantalla Super AMOLED de 1.1 pulgadas para notificaciones. Potenciado por un procesador Snapdragon 855+, el Galaxy Z Flip cuenta con 8GB de memoria RAM con 256GB de almacenamiento interno no expandible. La cámara principal del Galaxy Z Flip es dual, con dos lentes de 12 megapixels, mientras que la cámara para selfies es de 10 MP. La batería del Galaxy Z Flip es dual y en total cuenta con una capacidad de 3300 mAh y soporta carga rápida e inalámbrica. El Galaxy Z Flip completa sus características con lector de huellas montado de costado y corre One UI 2 basado en Android 10.

  • Comentarios: 3
  • Reviews: 0


Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.