Samsung publicaría este viernes una ganancia de US$13,7 mil millones en el primer trimestre del 2018

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


Samsung es la compañía de telecomunicaciones más grande del mundo y su influencia está en todas partes. Pero aunque sus dominios se extienden al mundo de las computadoras de escritorio, los electrodomésticos e incluso a televisores y monitores, su protagonismo en la industria del hardware móvil es apabullante. Samsung reportaría US$13,7 mil millones de ganancia en el primer trimestre del 2018, información adelantada por el reputado sitio Reuters.

Esta ganancia de US$13,7 mil millones no solo es monstruosa para nosotros, los simples mortales, sino que para la propia Samsung es un número abrumador. Samsung reportaría US$13,7 mil millones de ganancia en el primer trimestre del 2018 y eso significa que ha conseguido incrementar sus ganancias un 50% con respecto al mismo período del año anterior.



A comienzos del segundo trimestre del 2017, Samsung había reportado ganancias por US$8,8 mil millones en el primer trimestre del año anterior, lo que redundaría en comprender que se han incrementado un 50% sus ganancias si es que son US$13,7 mil millones las ganancias del primer trimestre del 2018, que es lo que pronostica Reuters para las cifras del balance oficial a publicarse este viernes.

Samsung reportaría US$13,7 mil millones de ganancia en el primer trimestre del 2018, pero sus ganancias podrían discriminarse de forma engañosa para el ojo común. Aunque son sus smartphones los productos más vistosos y escandalosos, no serían estos los protagonistas de tan positivo balance, sino los chips que se fabrican en Samsung Electronics. Por ejemplo, según Reuters, por cada US$1 de memorias DRAM que se venden en el mercado de hardware del mundo de las telecomunicaciones, US$0,70 van a parar directo a las arcas del Coloso Coreano.

Otro dato es también impresionante: Samsung reportaría US$13,7 mil millones de ganancia en el primer trimestre del 2018 pero nos olvidamos del lamentable primer trimestre que tuvo la compañía surcoreana en materia de venta de paneles OLED debido al excedente producido y no vendido gracias al decepcionante desempeño en ventas del iPhone X. Pero con todo y los problemas financieros en los que Apple y Samsung se vieron involucradas, Samsung aún así consiguió prevalecer gracias a su dominio en la industria.

Es cierto que la industria de los teléfonos inteligentes ha comenzado a reportar sus primeros declives en años en que los que el negocio no ha cesado de crecer escandalosamente trimestre a trimestre pero, pareciera ser que si existe un techo de éxito para Samsung, no es en el futuro inmediato que lo conoceremos.



Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.