El procesador del Pixel 6 utiliza una extraña configuración de núcleos

Publicado el por Andrés Rodríguez


En unas semanas, Google anunciará sus nuevos smartphones Pixel 6 y Pixel 6 Pro, y con ellos, el nuevo procesador Tensor, un chip diseñado por Google puertas adentro, específicamente diseñado para optimizar IA.

Si bien todavía no tenemos el panorama completo de lo que puede hacer el SoC Tensor, un nuevo reporte intenta dilucidar las especificaciones de CPU y GPU dentro del chip.

De acuerdo con un reporte de XDA, el chip Tensor tendrá una configuración de núcleos de CPU en formación 2+2+4 para el Pixel 6.



Siendo así, el chipset Tensor estará compuesto por dos núcleos ARM Cortex-X1 a 2.802GHz, dos núcleos Cortex-A76 a 2.253GHz, y cuatro núcleos Cortex-A55 a 1.8GHz.

Esta configuración de núcleos es totalmente atípica si nos guiamos por los procesadores que actualmente existen en el mercado. En general, los chips utilizan núcleos de performance y núcleos de eficiencia, permitiendo utilizar aquellos más veloces en tareas como juegos, mientras que los núcleos más eficientes son utilizados para tareas menores como revisar el email o mirar fotos para prolongar la batería.

El Snapdragon 888, por ejemplo, utiliza un único núcleo Cortex-X1, tres Cortex-A78 y cuatro Cortex-A55. Lo raro del chip Tensor es que utiliza no uno sino dos núcleos de performance que en papel arrasaría con cualquier chip disponible en el mercado, pero por otro lado, incluye dos núcleos Cortex-A76 más antiguos, dejando sin sentido la configuración.

El Cortex-A78 es superior tanto en performance como en eficiencia en comparación con su antecesor, de ahí lo extraño de la decisión de Google.

Por supuesto, existe la posibilidad de que Google esté ocultando la configuración del Tensor al reportarlo en benchmarks para evitar que se sepan sus características, un hecho poco probable, según XDA.

Vía: XDA



Sobre Andrés Rodríguez

Mi pasión por los teléfonos celulares comenzó hace mucho tiempo con un Ericsson del tamaño de un ladrillo. Vi de cerca el apogeo de Nokia, el nacimiento de Android y del iPhone, y jugué al Snake. Profesionalmente pasé por grandes empresas de telecomunicaciones, siguiendo de cerca la evolución de la telefonía celular.