El smartphone flexible de Samsung tendría tres pantallas OLED de 3,5 pulgadas

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


En mitad de la popularidad que parecieran estar cobrando en Asia los teléfonos para gaming, el mundo de las telecomunicaciones lleva años queriendo que se concrete la realidad de los teléfonos flexibles. Lo que comenzó como un simple rumor muy pronto mutó hacia teorías acerca de cómo concretar esta tecnología: paneles flexibles, bisagras que empalman más de un display, como sea que acabe concretándose, "la próxima gran cosa" que espera el mercado es la concreción de estos teléfonos. Pues, a propósito de ellos, el Samsung Galaxy X tendría tres pantallas OLED de 3,5 pulgadas según fuentes de Corea del Sur.

El teléfono flexible de Samsung o "Samsung Galaxy X", como se lo suele llamar a menudo, se cree que será uno de los primeros teléfonos flexibles del mercado y, por tanto, las expectativas en torno a él de seguro llevan postergando su lanzamiento. Samsung Galaxy X tendría tres pantallas OLED de 3,5 pulgadas y, a continuación, develamos la información divulgada en esta oportunidad.



Pareciera ser que el Samsung Galaxy X debutaría en el mercado en cantidades limitadas y en mercados específicos para recabar información antes de lanzarse internacionalmente. Después de todo, un producto tan sensible a la crítica debería de ser evaluado y fabricado de manera rigurosa para garantizar su éxito y el de sus potenciales generaciones venideras. Producto limitado o proyecto a largo plazo, se dice que el Samsung Galaxy S9 podría llegar "temprano en 2019", lo que lo sitúa, en algún momento entre el primer trimestre y el segundo trimestre del año siguiente.

El Samsung Galaxy X tendría tres pantallas OLED de 3,5 pulgadas y pareciera ser que mientras que en estos momentos Samsung se encontraría probando diseños de flexión de estos displays de fuera hacia adentro para ensamblar una pantalla de 7 pulgadas, dejando el tercer display en la contracara y como pantalla para notificaciones, lo cierto es que el Coloso Coreano no tiene en claro si lo que quiere es un teléfono flexible con displays que se ensamblen desde fuera hacia adentro o desde dentro hacia afuera.

Una decisión final acerca de la dirección en que se reunirán los displays del Samsung Galaxy X se tomaría en el mes de junio del corriente año y, desde allí en adelante, las últimas etapas de fabricación y diseño se llevarían a cabo para acabar distribuyéndose, como bien mencionamos antes, "temprano en 2019". El Samsung Galaxy X tendría tres pantallas OLED de 3,5 pulgadas pero todavía es muy temprano como para hablar con seguridad acerca de esta u otras de sus especificaciones.





Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me ví rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.