Apple refuerza silenciosamente la seguridad de antiguos iPhones

Publicado el por smartGSM


En todos los dispositivos la seguridad es un tema importante. Todos queremos tener nuestros archivos y conversaciones bien protegidos. Y por supuesto esto es también una de las mayores preocupaciones de las compañías fabricantes de dispositivos móviles y plataformas.

Además de la funcionalidad y prestaciones del dispositivo, una de las cosas que más tenemos en cuenta a la hora de adquirir un nuevo producto es la de que sea capaz de resistir a los ataques de un hacker que al día de hoy son cada vez más frecuentes.

Teniendo todo esto en cuenta, Apple ha estado introduciendo cambios a lo largo de los últimos meses en algunos modelos de iPhone llegados al mercado en 2018 para intentar protegerlos de amenazas externas, según informa Forbes.



Algunos smartphones recibieron un pequeño ajuste en cuestión de seguridad. "Los productos A12, A13, S4, S5 y los lanzados por primera vez en el otoño de 2020 tienen un componente de almacenamiento seguro de segunda generación, mientras que los productos anteriores basados en estos SoC tienen un componente de almacenamiento seguro de primera generación".

Esto supone un refuerzo extra en el almacenamiento y encriptación de datos confidenciales como los son Face ID, Touch ID, entre otros.

Algunos analistas creen que todos los smartphones que se han vendido desde finales de 2020, incluyendo las versiones actualizadas de iPhone 11 y iPhone SE, los han hecho con este módulo de seguridad actualizado a la última versión. Entonces, ¿los anteriores están expuestos?

Por suerte, parece que Apple aplicó un update a todos los modelos con chips A12, como son los iPhone XR, XS y XS Max, al mismo tiempo que los iPad Mini de quinta generación o los iPad Air y iPad de tercera y octava generación, respectivamente.

Todo esto se debe a que Apple quiso proporcionar una contramedida frente a los dispositivos para descifrar contraseñas, que intentan acceder a los iPhones adivinando la contraseña un número infinito de veces y utilizando exploits que permiten infinitos intentos al ingresar la contraseña incorrecta.

Fuente: Forbes