10 cosas para tener en cuenta antes de comprar un smartphone

Diez factores que deberás considerar para tu próximo teléfono celular

10 cosas para tener en cuenta antes de comprar un smartphone

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


Con más de cien teléfonos celulares nuevos anunciados oficialmente cada año, el mercado de los smartphones es uno sobradamente prolífico y rico en diferencias, así como también coherente en coincidencias. Pero un abanico tan amplio de opciones supone un correlativo grado de especificidad, lo que a la vez complica las decisiones de los consumidores a la hora de elegir exactamente qué es lo que acabarán llevando en sus bolsillos por los próximos meses o años y qué es lo que deberían buscar a la hora de comprar un teléfono inteligente.

Guiándonos principalmente por los hábitos de uso, las necesidades y la vida útil de los teléfonos celulares en cuestión, a continuación repasaremos las diez características más importantes que deben tener en cuenta antes de comprar un smartphone.



Para esta guía para elegir tu smartphone, nos centraremos en 10 puntos clave:

  • Hábitos de uso de tu smartphone
  • Compatibilidad de plataformas
  • Vida útil del smartphone
  • Pantalla del smartphone
  • Procesador
  • Batería del smartphone
  • Memoria RAM y almacenamiento
  • Cámaras
  • Seguridad
  • Resistencia y durabilidad

 

Todos los ítems que a continuación listaremos tienen un objetivo común: elegir la mejor opción posible dando cuenta de las diferencias de rendimiento de las distintas piezas de hardware o software que uno u otro smartphone pueden tener, pero sin hacer mención de los precios.

La idea de esta nota es guiarlos al respecto de cuál es el mínimo de especificaciones que debería perseguir para ver sus necesidades plenamente satisfechas pues en todos los dominios y gamas hay montones de fabricantes de celulares ofreciendo lo mismo o cosas muy parecidas y allí es cuando la mentalidad económica del consumidor promedio tendrá que elegir entre pequeños dólares de diferencia de más o de menos, una idea que pulirá la decisión final y no una que constituye la esencia de cambiar un teléfono móvil.

En otras palabras, a continuación construiremos el tren de pensamiento para tomar la decisión precisa y sesuda a la hora de comprar un smartphone, el cotejo de precios que los futuros usuarios tendrán que realizar cuando busquen entre las ofertas a su alcance quedará a criterio de cada quien según los criterios que crean pertinentes.

 

Necesidades y hábitos de uso

Productividad y necesidades de uso con smartphones

¿Utilizas tu smartphone para trabajar?

¿Requieres que tu dispositivo de todos los días pueda soportar las intensas jornadas de gaming desde la cama, así como también las esporádicas incursiones lúdicas camino al trabajo?

¿La calidad fotográfica es indispensable para que se traduzca en contenido de primera calidad a publicarse en sus redes sociales?

¿Necesitas poder acceder a los mejores accesorios de audio para disfrutar de la música y los podcasts que te acompañan todo los días?

Este es el primer paso y el más importante pues es el que le allanará el camino para que pueda concentrarse en un tipo especial de dispositivo cuando esté realizando la pertinente búsqueda.

La tecnología móvil ha avanzado a pasos agigantados en los últimos cinco años y todo pareciera indicar que esa tendencia creciente continuará manifestándose en los días entrantes. Con smartphones con unidades de procesamiento neuronal en sus procesadores para mejor utilización de las aplicaciones de realidad aumentada y realidad virtual, cámaras de lujo capaces de capturar imágenes nítidas en condiciones lumínicas verdaderamente adversas y displays del mejor material, las posibilidades para conjugar el smartphone ideal para cada quien son realmente vastas.

 

Compatibilidad

iphone X en mano

Con este simple pero importantísimo primer paso hemos conseguido llegar a la primera encrucijada, una que define el estado actual de competencia del mercado de las telecomunicaciones: Android vs. iOS.

Si bien los desarrolladores de aplicaciones y de accesorios para teléfonos inteligentes están cada vez más alejados de decantarse por uno o por otro sistema operativo sino que producen su contenido para que se adapte a ambas plataformas, de parte de Apple continúa habiendo una importante resistencia a la compatibilidad universal de sus iPhone para con los accesorios de fabricantes no certificados por la compañía de la manzana prohibida.

Aunque la interfaz de iOS es, en muchos sentidos, muy similar a la de Android, el funcionamiento de varias de sus aplicaciones nativas está pensado especialmente para su funcionamiento óptimo con accesorios diseñados y certificados por Apple, lo que seguramente será razón de peso para varios consumidores a la hora de elegir su compañero diario.

En otras palabras, si usted no tiene ningún accesorio o software específico para coordinar con su smartphone, estás libre para elegir cualquiera de estas opciones pero, si en tu día a día laboral y recreativo giras en torno a lo fabricado y/o certificado por Apple, lo más probable es que prefieras sacarle jugo a su tecnología sin introducir un elemento ajeno al ecosistema tecnológico.

 

Vida Útil

Así las cosas, aunque restrictivo en muchos aspectos, se ha probado año tras año que el iPhone está hecho realmente con años y años de funcionamiento en mente. Sí, es cierto, el pasado año Apple introdujo una actualización que limita la frecuencia de trabajo de los procesadores una vez mermada en más de un 20% la capacidad de la batería del iPhone en cuestión para garantizar la misma cantidad de horas de uso a expensas de una reducción notable de la velocidad de navegación y procesamiento, pero incluso con ese importante punto en contra un iPhone te durará, sin lugar a dudas, años de fiel rendimiento.

Por otro lado, Android está en todas partes. Esto quiere decir que la cantidad de opciones y precios que encontraremos en el universo del sistema operativo del alienígena verde de Google será extremadamente más diverso. ¿Quieres un segundo teléfono y no te importa cuánto vaya a durar este? ¿Quieres adquirir un smartphone de funciones y características elementales para regalarle a un pariente de la tercera edad? ¿Estás buscando una opción opulenta, sin límite de presupuesto?

Toda esa cartilla de posibilidades es patrimonio exclusivo de los smartphones Android y aunque es improbable que puedan competir con los iPhone en vida útil, a veces la calidad de vida puede reemplazar notablemente a la longevidad.

Sin embargo, las especificaciones que se mencionarán punto por punto a continuación son las mejores opciones de cara al futuro. Cada uno de los componentes y características que detallaremos en los párrafos subsiguientes son mencionados no solo por ser las mejores opciones de sus gamas, sino porque son características que los usuarios podrán continuar viendo en el futuro.

Por ejemplo, todos sabemos que los displays LCD continuarán siendo una opción en todos los dispositivos electrónicos que necesiten de una pantalla pero, hablando sobre el futuro y la vida útil de un smartphone no hay discusión que valga: el OLED es el mejor presente y el futuro.

 

Pantalla

Pantalla Gorilla Glass 5 en Galaxy S8

OLED, AMOLED, Super AMOLED, tu elección. A diferencia de los displays LCD, los displays con paneles OLED consumen mucha más energía para conseguir una gama de colores más precisa, rica y brillante, que se deduce que la batería de tu mejor amigo.

En el caso de las pantallas OLED, los ojos estarán agradecidos de poder elegir observar una de este tipo y no una LCD no solo por el placer de ver una imagen con definición más nítida, sino porque la intensidad del brillo en estas pantallas se puede regular con mayor facilidad.

Actualmente, Samsung tiene el monopolio de pantallas OLED en el mundo de las telecomunicaciones y de allí que se deduce que sus smartphones de toda gama y diseño cuentan con la mejor de todas sus expresiones, los displays Super AMOLED. Sin embargo, la compañía surcoreana también vende este producto a otros notables fabricantes como Apple, Huawei, Xiaomi y OnePlus, por citar algunos de los más relevantes.

Como sea, indistintamente del fabricante que cautivará tu atención, a la hora de elegir un teléfono celular, si tu presupuesto te lo permite, intenta considerar los displays OLED como una de tus prioridades. La diferencia en calidad de imagen con los displays LCD es notable y tus ojos te agradecerán la merma en el brillo al que los displays LCD deben recurrir para paliar la falta de definición. Pero podría ocurrir que este tipo de factor no es de especial relevancia para ti y entonces deberíamos empezar por una pieza que no puede falta ni fallar nunca en un teléfono celular.

 

Procesador

Procesador qualcomm Snapdragon

No importa el smartphone que acabe por comprar este tendrá un procesador y, gracias a esta lista de aspectos que le invitamos a considerar, tendrá uno de los mejores del mercado. Si hablamos de fabricantes la realidad es que un nombre supera ampliamente a la competencia: Qualcomm.

Fabricantes como Samsung y Huawei producen sus propias unidades de procesamiento y estas se ensamblan con tecnología casi idéntica a la utilizada en los SoCs de Qualcomm, pero para poder elegir un teléfono con procesadores Samsung Exynos o Huawei Kirin solo podemos elegir los propios equipos que dichas compañías ofrecen, como su intuición ya se lo habrá indicado.

Qualcomm entrega sus productos a todos los que estén dispuestos a pagar por el precio de los mejores procesadores del mercado. En particular, los últimos y más poderosos modelos son el Snapdragon 845, el Snapdragon 710, el Snapdragon 660 y el Snapdragon 450. De mayor a menor, cada uno de estos procesadores sintetizan lo mejor que desde la gama premium a la gama baja tiene para ofrecer Qualcomm.

El caso del Snapdragon 710 es un caso particular: si bien sus características claman a gritos que se trata de un procesador de alta gama, de momento solo se ha empleado en variantes estándar de flagships o en celulares de mediana-alta gama que quieren sacar partido de las tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada, precisamente el fuerte de este procesador y el único de Qualcomm en poder proveer estos beneficios más allá de los últimos exponentes de la serie SD 800.

MediaTek es especialista en procesadores de mediana y baja gama pero ni siquiera esta compañía puede competir uno a uno con las unidades equivalentes lanzadas por Qualcomm, así que la discusión queda zanjada allí.

 

Batería

Un buen procesador no solo nos trae la ventaja de que contaremos con la mejor unidad de pensamiento posible para nuestro teléfono celular, sino que además es una unidad que trabajará íntimamente con las capacidades de nuestro sistema operativo para hacer el uso más eficiente de la batería. Naturalmente, las baterías más grandes supondrán mayor cantidad de horas de autonomía, pero el mínimo al que deberíamos de aspirar con cualquier smartphone es a una batería de 3000mAh.

Claro que dependerá de la clase de uso y la intensidad de uso que le demos a nuestros teléfonos inteligentes, pero una batería de 3000mAh no debería de tener problemas para conseguir entregar un día entero de funcionamiento de manera casi garantizada durante un período aproximado de seis meses a un año. Después de ese tiempo, la merma en el abastecimiento debería de comenzar a notarse primero en minutos y luego en horas.

Cuando hablamos de batería entendemos universalmente que nos referimos a la capacidad de almacenamiento energético de nuestros teléfonos celulares, pero también es importante que hablemos sobre metodologías de carga. Una batería con capacidad igual o superior a 3600mAh puede ser una bendición en términos de autonomía, pero muy pronto puede transformarse en una condena si tenemos que esperar más de dos horas para que se cargue por completo.

Es por eso que a la hora de comprar un teléfono deberemos de tener en consideración si la unidad adquirida cuenta o no con tecnología de carga rápida. Varios fabricantes ofrecen fórmulas personales como la solución Dash Charge de OnePlus o la fórmula VOOC de OPPO, pero en líneas generales deberíamos de pretender contar con la solución Quick Charge 3.0 o superior que varios smartphones con procesadores Qualcomm proveen.

Este no es un punto fundamental e imprescindible pero le aseguramos que su experiencia de uso con un smartphone que cuente con sistema de cargado rápido cambiará radicalmente, sobre todo si eres de esas personas que usa su teléfono todo el día, todos los días y para todo.

 

Memoria RAM y almacenamiento

Rendimiento de RAM y almacenamiento en smartphones

Cuando hablamos de "memorias" nos referimos tanto a las memorias RAM como a las memorias ROM, mejor conocidas como capacidad de almacenamiento. No existe una notable diferencia entre calidad de memorias RAM incluidas en los diferentes smartphones de todo el mundo, sino que en este departamento es más importante investigar acerca de dos aspectos: qué tan bien optimizadas e integradas al smartphone está su memoria RAM y la cantidad. Curiosamente, estos dos aspectos están mucho más ligados de lo que parece.

La cantidad mínima indispensable para disfrutar de un rendimiento robusto y veloz es 4GB de RAM. Naturalmente, si el smartphone que están buscando es uno pasajero, más bien de funciones y características elementales, se cae de maduro que no encontrarán en dichos teléfonos celulares 4GB de memoria RAM sino mucho menos, pero esta es la recomendación estándar.

Y volviendo sobre el asunto de su optimización, distintos fabricantes dedican minutos de escenario específicamente destinados a hablar acerca de su esfuerzo por integrar de forma fluída y aprovechar de forma eficiente los recursos RAM de sus celulares pero lo cierto es que encontrarán en varios sitios el debate acerca de qué tan viable y qué tan cierto es que se pueda optimizar, con la tecnología y el software de hoy, cantidades de RAM superiores a los 6GB.

A falta de evidencias concretas que expongan que cantidades superiores a 6GB arrojan resultados mucho superiores a los de los teléfonos con 4 o 6GB de memoria RAM, recomendamos que elijan teléfonos celulares con cualquiera de estas dos cantidades de RAM y que eviten pagar abultados excesos de dinero en los precios de smartphones que se venden con 8GB de RAM sin más para proponer que un aumento de la RAM y la capacidad de almacenamiento con respecto a modelos estándar con 4 o 6GB de RAM.

Ahora bien, aunque es obvio que la capacidad de almacenamiento es otra de las más importantes especificaciones que un smartphone tiene para proponer a sus usuarios, lo cierto es que la mayoría de los teléfonos lanzados desde 2016 hacia estos tiempos cuentan con ranuras para tarjetas microSD en sus bandejas de tarjetas SIM, lo que quiere decir que sus capacidades de almacenamiento son expandibles y, muchas, en cantidades que posiblemente nunca vayamos a necesitar.

En todo caso, el consejo que podemos brindarte es que 64GB de capacidad de almacenamiento es una cantidad más que generosa y deberían apuntar a ese número ya sea que puedan sus teléfonos celulares alcanzar esa cifra con su capacidad de almacenamiento nativa o expandiéndola con una tarjeta microSD. Asegúrense de poder alcanzar aunque sea ese mínimo, especialmente si estás en tus hábitos de uso la descarga compulsiva de decenas y decenas de aplicaciones para experimentar con ellas.

 

Cámaras

capturando fotos con el smartphone

A mayor cantidad de megapíxeles mejor definición al hacer zoom en las imágenes, esa es una verdad de perogrullo - o aunque no tanto, ya que nuevas tecnologías de pixels más grandes y que por tanto capturan mayor cantidad de luz han parado un poco la carrera por la cantidad de megapixels.

A partir de 12 megapíxeles ya estamos trabajando con pixelajes más que aceptables y aún así, aún no hemos siquiera alcanzado a tocar la superficie de lo que significa hablar de calidad de imagen. Parámetros como la apertura de la lente (idealmente igual o inferior a f/2,2), la amplitud del ángulo cuando hablamos de lentes de ancho angular, la presencia de phase-detection autofocus (PDAF) o de algún tipo de estabilización (OIS o EIS, es decir, mecánica o digital) son realmente las claves para una cámara de lujo.

El software integrado en las cámaras, así como el trabajo puesto en que estas se integren de manera natural al funcionamiento del smartphone son cuestiones que no pueden encontrarse descritas en ningún cuadro con estadísticas y números áridos, para hablar de calidad de imagen es necesario redireccionar la consulta a los profesionales.

Algo que sí podemos afirmar sin miedo a equivocarnos es que las cámaras duales (o con más de dos lentes) son el futuro. La posibilidad de capturar imágenes dando un efecto auténtico de profundidad, así como ayudando notablemente a la resolución y nitidez de imágenes capturadas bajo condiciones lumínicas desfavorables son ventajas a las que ningún usuario asiduo de aplicaciones de edición de imagen podrá renunciar.

Esto es también es cierto para aquellos recurrentes frecuentadores de redes sociales cuyo enfoque está puesto en las fotografías: una vez que prueban la definición y nuevas posibilidades de las cámaras duales será muy difícil volver a contar con solo una lente.

Pero si el aspecto que más te importa de tu smartphone es la definición y calidad de imagen que puedas conseguir con las cámaras presentes en su unidad de elección, lo más aconsejable es que recurran a la opinión de profesionales en la materia para contar con análisis rigurosos y versados en la materia. Prácticamente todos los profesionales recurren a las evaluaciones fotográficas del sitio DxOMark que mide el potencial y el desempeño de las cámaras presentes en los dispositivos móviles más relevantes del mercado.

Seguridad

Lector de huellas en smartphone

Desde aquellos tradicionales años en que toda nuestra seguridad estaba depositada en las manos de contraseñas alfanuméricas y patrones de dibujo hasta los modernos tiempos en que las soluciones biométricas son el estándar de calidad, la diversificación de este último tipo de propuestas ha alcanzado grados de precisión sorprendentes y, aunque estos no son indispensables, quienes puedan cuenten con un presupuesto holgado deberían de perseguir smartphones con algún tipo de reconocimiento facial 3D.

Apple, Samsung, Huawei, Xiaomi, OPPO y OnePlus tienen flagships con estas soluciones de seguridad, pero hay más opciones y deberían estar atentos a ellas.

El sensor de huellas dactilares ya no es el futuro pero ciertamente presenta una comodidad que a priori podríamos afirmar categóricamente que es prescindible, pero que cuanto más estemos entrando y saliendo de la pantalla de bloqueo con más intensidad iremos cayendo en cuenta de lo tonto pero lo cómodo que es poder hacerlo con el simple hecho de acercar nuestras yemas al sensor.

Pero, de nuevo, quienes cuenten con pequeñas fortunas en sus manos y estén dispuestos a gastarla en un teléfono móvil podrán perseguir aquellos smartphones con sensores de huellas dactilares alojados bajo la pantalla, lo que viene acompañado de diseños de pantalla completa, una estética que a todas luces es el futuro.

Además del reconocimiento facial y el de huellas dactilares existe una tercera opción pero que no creemos que merezca la pena, el reconocimiento de iris. Ningún smartphone con reconocimiento de iris ha logrado sofisticarse de manera suficiente como para reemplazar al reconocimiento facial o siquiera el reconocimiento de huellas dactilares, especialmente no en aquellas instancias de certificación de la identidad de los usuarios para realizar pagos en Internet. Muchas veces, la iluminación o el ángulo de captura de estos sensores hacen que desbloquear el teléfono celular sea una tarea mucho más engorrosa de lo que las contraseñas alfanuméricas ya lo hacen.

 

Resistencia y durabilidad

Resistencia al agua de smartphone

Por último, hablaremos acerca de cómo un diseño vistoso puede afectar negativamente la durabilidad de nuestros smartphones. ¿Alguna vez se vieron atraídos por diseños de vértices más angulosos, por carcasas de acrílico o de plásticos rígidos? Si esto les sucedió, pues en esos brillantes materiales se esconde una propensión a la destrucción inmediata.

Las carcasas de vidrio acrílico se astillan, rayan, rajan y estallan, mientras que las de plástico pueden tener cicatrices permanentes de cada relación con instrumentos metálicos en sus bolsillos o bolsos, así como también secuelas notorias de caídas, por muy cortas que estas hayan sido.

Pero de estas características son los vértices y las aristas angulosas los ingredientes perfectos para el desastre. Una caída sobre un vértice o un lado afilados resulta en la enorme mayoría de los casos en la destrucción parcial o completa de la carcasa frontal o trasera, resultando en algunos casos incluso en el desarmado casi inmediato del teléfono.

Entonces, ¿qué diseños deberíamos perseguir si pretendemos un smartphone que pueda aguantar más de un golpe? Bordes y esquinas redondeadas, carcasas metálicas y apropiadamente presurizadas. Los laterales curvados son una típica debilidad de las más prominentes fabricantes de smartphones a la hora de diseñar un flagship y estos son también peligrosos.

El vidrio Gorilla Glass 5 - mientras esperamos la irrupción del Gorilla Glass 6 - es el mejor hasta ahora lanzado para proteger las pantallas pero si este es curvado disminuye su resistencia. En todos los casos, indistintamente del smartphone que acabes eligiendo, invertir en una carcasa protectora nunca está de más y, de hecho, es recomendable en todos los casos. Siempre es mejor prevenir que curar.

Otro detalle a considerar acerca de la durabilidad y las resistencias de nuestros smartphones es su coeficiente de permeabilidad al polvo y el agua. Ese coeficiente que se señala como "IP67" o "IP68" pareciera un número insignificante pero algo notable para quienes frecuenten espacios de playa o para quienes suelan utilizar sus smartphone muy a menudo al aire libre, sin cobijo ni techo. Después de todo, las lluvias pueden ocurrir repentinamente y mejor que tu teléfono celular esté preparado para esas emergencias o imprevistos. Tener un smartphone con resistencias IP67 o IP68 es algo que agradecerás la próxima vez que se  moje y temas haberlo perdido todo.

Conclusión

Queremos volver a mencionar el hecho de que ninguna o casi ninguna de las características ideales que listamos aquí arriba para que un smartphone pueda rendir largos y fuertes años fue mencionada con la idea de presupuestos acotados. Quienes no cuenten con demasiado dinero deberán sacrificar algunas virtudes por sobre otras para acabar con el smartphone ideal en sus manos y solo aquellos con la posibilidad y el deseo de gastar el dinero suficiente podrán aspirar a reunir las mejores piezas de hardware en su compañero tecnológico diario.

Aún así, esta es una guía práctica y amigable para los neófitos en el mundo de los teléfonos inteligentes que están interesados en no elegir al azar su teléfono celular, sino en basarse en la experiencia el conocimiento de otros para tomar mejores decisiones en la compra de este tipo de productos.





Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me ví rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.