El iPhone 8 tendría cuatro vestidos preparados para su lanzamiento

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


Casi todo se ha rumoreado ya acerca del iPhone 8 y, curiosamente, casi nada de todo lo que la comunidad ha resuelto imaginar de forma casi unánime ha sido confirmado por Apple oficial ni extraoficialmente. Pero nada de eso detiene nunca a leakers y propagadores de rumores. Un importante leaker de Apple, además, tocó un asunto que hasta ahora se mantenía intacto: las presentaciones del iPhone 8.

Según reveló el usuario @VenyaGeskin1 en su cuenta de Twitter, el iPhone 8 vendría en cuatro colores diferentes o, mejor dicho, en cuatro presentaciones, pues una de ellas no es un color. Según luce el render con el que acompañó Benjamin Geskin su tweet, el iPhone 8 tendría una variante estilo espejada, al mejor estilo motoquero de las gafas Aviator de Ray-Ban.



En adición, Benjamin también ratifica una de las pocas características que sin miedo se asegura por doquier que tendrá el iPhone 8: un display con panel OLED, como demandan los actuales estándares de lujo de la alta gama de smartphones. Claro que, informes surgidos en el pasado de diarios japoneses adelantan que Apple planea repetir la fórmula del panel OLED con todos sus lanzamientos desde y posteriores a 2018.

Esta fiebre por displays OLED de Apple también tiene un correlato en recientes negociaciones que se habrían iniciado con LG de cara a asegurarse una cantidad generosa de este tipo de componente para 2018 y 2019, cuando menos, motivada, seguramente, por la escasez de paneles OLED implicada en el retraso productivo del iPhone 8 de este año. Esperemos que las consecuencias de esto último no sean tan graves, ya que Apple concentra casi todo su éxito presente y futuro en el éxito correlativo de su smartphone estelar.

Render ilustrativo de la supuesta variante espejada del iPhone 8.



Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.