Nokia, cada vez más afuera de la competencia, se recluye en India

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


La Mobile World Congress 2017 tuvo lugar entre los meses febrero y marzo y allí fue donde asistimos al compromiso de HMD Global y Nokia de lanzar todos sus smartphones internacionalmente. Semanas antes del evento el primer smartphone de Nokia en mucho tiempo se había lanzado y tenido todo el éxito posible en China. El Nokia 6 era la joya de mediana gama que todos los mercados querían tener y que todos los competidores temían.

Pero, incluso a pesar de la popularidad y demanda que Nokia tiene en todas partes del globo, a duras penas hemos sabido algo de Nokia fuera de Asia y Estados Unidos. Ningún smartphone de Nokia se volvió masivo, ningún anuncio internacional, nada que nos aclarara la situación del Nokia 6, el Nokia 5 o el Nokia 3.



Actualmente, HMD Global hizo públicas sus intenciones de lanzar al Nokia 6 y al Nokia 5 en India, un mes después de haber introducido el Nokia 3 en el mismo mercado. Pero los meses continúan pasando, nadie sabe nada del smartphone insignia del año 2017 y Nokia no ha salido a competir con nadie fuera de Asia.

De todos los mercados en los que Nokia es apreciado elige instalarse y recluirse en dos de los mercados más competitivos en todo el mundo, mercados en donde los fabricantes chinos tienen tomadas las porciones más importantes del mercado y en donde hay poco espacio para pelearle los primeros puestos a los fabricantes que llevan años encarando un proyecto de instalación y un branding de confianza.

Ha uno de cuestionar la política de marketing de HMD Global que no solo prometió que "pronto" veríamos los smartphones de Nokia anunciados en la MWC 2017 en todo el globo, sino que además estos se mantendrían constantemente actualizados, fueran esas actualizaciones de sistema operativo o de seguridad.

Y para coronar el mal manejo de las empresas finlandesas durante el primer semestre, el smartphone insignia de Nokia de este año, el rumoreado Nokia 9, está lejos del radar de los rumores y pareciera que aún más lejos de la concreción en las fábricas de HMD Global. Es posible que estas empresas estén estudiando el mercado para no arriesgar demasiado capital instaurándose en un mercado en el que no serán unánimemente acogidos, pero atenta severamente contra el prestigio de la empresa dejar promesas inconclusas o callar durante tanto tiempo al respecto de cuándo podrían estas concretarse.

Eso sí, en la vuelta de Nokia a las grandes ligas hay que felicitar al departamento de marketing, a los involucrados en la publicidad, pues consiguieron de una política desahuciada, desnuda de productos, hacer más ruido que las explosiones del Galaxy Note 7.






Tags