Renunció el director del departamento de smartphones de HTC y aún no se ha nombrado a su reemplazante

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


HTC se encuentra cursando uno de los peores períodos en toda su historia en materia de ventas y balances comerciales. Prueba de eso es que el pasado cuarto trimestre del 2017 fue el décimo trimestre consecutivo en reportarle pérdidas al sector de smartphones de HTC, sector fundamental en la economía de la empresa. Y quizá para empeorar aún más las cosas, Chialin Chang, quien presidió el departamento de negocios de smartphones y dispositivos conectados de HTC durante 6 años, acaba de renunciar.

Chialin Chang, ex-funcionario de HTC, declaró que las razones para su dimisión fueron intenciones de perseguir un "plan de carrera personal", razón que es suficiente y sobradamente válida, pero que no puede parecer menos que sospechosa a la luz de todo lo que ha pasado en el mundo HTC estos últimos meses y a pocas semanas de lanzarse el rumoreado HTC U12.



Recordemos que HTC se vio obligado a ceder a la mayoría de sus ingenieros y talentosos diseñadores a Google por una suma monetaria considerable de US$1100 millones. Lamentablemente, ni el más esperanzado de los pronósticos estima que este dinero sea suficiente para repuntar un negocio que no encuentra Mesías en la forma de teléfono inteligente que conduzca de a millones a los compradores hasta las puertas de HTC.

La situación es particularmente más preocupante si se tiene en consideración que Cher Wang, CEO de HTC, aún no ha declarado a un sucesor para este importante puesto. De esta forma, el departamento de smartphones y dispositivos conectados se encuentra acéfalo y todo esto sucede a tan solo semanas de anunciarse oficialmente el HTC U12, pactado para presentarse ante el mundo en algún momento entre los meses de marzo y abril. ¿Estaremos asistiendo al inminente final de un mítico competidor del mercado de teléfonos inteligentes?

Vía: GSM Arena



Sobre Daniel Pérez Alvarez

Desde chico me vi rodeado de tecnología: equipos de música, computadoras, teléfonos celulares, etc. Fanático de los videojuegos, la literatura y de la llamada "cultura geek", un día descubrí mi pasión por escribir y hoy conseguí aunar dos realidades siempre presentes en mi vida: la escritura y la tecnología.