Publicado el por smartGSM


note7

Samsung cambiará el color del indicador de batería de blanco a verde en las nuevas unidades del Galaxy Note 7 para identificarlos de las unidades con el problema de baterías explosivas.

El fabricante surcoreano ya comenzó a fabricar y entregar nuevas unidades del Galaxy Note 7 con el problema solucionado para comenzar a cambiarlos por unidades defectuosas a partir del 19 de septiembre, al menos en USA. De acuerdo con la compañía, hacia finales de la semana próxima tendrán suficiente stock para reemplazar las 400.000 unidades vendidas antes del recall.



Algunos analistas aseguran que Samsung incluso podría cambiar el nombre del smartphone a Galaxy Note 7S, con la S por "Safety" ("Seguridad") para evitar confusiones entre los usuarios.

Mientras tanto, se siguen acumulando reportes sobre incidentes productos de las baterías explosivas del Galaxy Note 7 alrededor del mundo, pero a pesar de las advertencias, la mayoría de los usuarios continúa utilizando el smartphone, según Apteligent. Para evitar problemas en estas unidades, Samsung comenzará a distribuir un parche que permitirá limitar la carga de la batería al 60 por ciento, el umbral de seguridad detectado para que no haya riesgo de incendio.

Fuente: ZDNet