Nokia también pasará a integrar el desafortunado club de los que rechazan el Proyecto Treble

Publicado el por Daniel Pérez Alvarez


Android 8.0 Oreo se diseñó para instalarse en una partición independiente, para operar de forma autónoma y así fuera más sencillo para todos los fabricantes de smartphones y skins hacer sus propias modificaciones y personalizaciones sin tener que modificar la corriente versión de Android en el proceso. A esto se lo llamó "Proyecto Treble".

El natural corolario de esto era que desde Android 8.0 Oreo en adelante empezaríamos a ver smartphones actualizados más veloz y eficientemente. Sin embargo, Nokia se ha sumado al grupo de fabricantes que le dice no al Proyecto Treble. Juho Sarvikas, CPO de HMD Global, declaró que, al menos para los actuales smartphones de Nokia, Proyecto Treble no sería tenido en cuenta en las futuras actualizaciones a Android 8.0 Oreo.



OnePlus también había cancelado su adscripción al Proyecto Treble y anunció que sus últimos cuatro flagships no contarían con este nuevo paradigma de actualizaciones. En el caso de Nokia, Juho Sarvikas al menos esclareció unos cuantos puntos más: pareciera ser que la medida es temporal y que la razón de ella es que los actuales dispositivos de Nokia no estarían preparados para poder realizar particiones en sus almacenamientos y así poner en vigencia el Proyecto Treble.

En adición, Juho Sarvikas declaró en cuenta oficial de Twitter que esto de ninguna manera significaba que las actualizaciones de Android estarían llegando mucho más tarde o no llegando en lo absoluto, sino que Nokia continuará siendo una de las compañías más expeditivas en entregar actualizaciones de seguridad y de sistema operativo. El ejecutivo hizo énfasis en que la no suscripción de Nokia al Proyecto Treble solo significa más trabajo para los desarrolladores de Nokia y no una excusa para eludir su compromiso de calidad con sus usuarios y consumidores.

 






Tags